Solsken.

Una mirada a lo que somos. Otra manera de compartir contigo.

Jardín de vegetales – Los 10 errores más grandes y comunes – Solsken
Publicado: abril 3, 2021
Categoría: Home Ideas

Prueba y error es una parte integral del proceso de aprendizaje cuando se trata de cualquier hobby, incluyendo a la jardinería. Pero algunos errores en tu jardín de vegetales pueden ser tan grandes que es mejor evitarlos desde el inicio.

Evita errores críticos en la jardinería.

Errores en un jardín de vegetales

Comenzar un jardín comestible, o jardín de vegetales, es un proceso entretenido y gratificante, pero también significa un gran compromiso. Algunos errores son fáciles de remediar, mientras que otros pueden convertirse en desastres con el pasar del tiempo. Te presentamos 10 errores serios que debes evitar cuando comienzas tu aventura verde.

1. Desperdiciar semillas

Dispersando semillas en un jardín
(Photo: istockphoto)

No vacíes un paquete entero en tus semilleros, es un gran desperdicio. En la mayoría de casos, las semillas frescas de vegetales almacenadas apropiadamente tienen una tasa alta de germinación y no hay necesidad de ponerlas todas en la tierra. Por ejemplo, bajo el método ‘Square Foot Gardening’ solamente requerirás de 2 a 3 semillas por orificio.

2. Elegir el lugar erróneo para tu jardín de vegetales

Eligiendo un buen lugar para plantar
(Photo: istockphoto)

Tómate el tiempo para elegir cuidadosamente los lugares potenciales para tu nuevo jardín de vegetales. El lugar equivocado puede llevar a dolores de cabeza más adelante. Elige un área que reciba suficiente luz solar, la mayoría de vegetales necesitan al menos seis horas de luz natural para crecer y desarrollarse saludablemente.

Evita lugares donde el agua tienda a encharcarse, como al final de una inclinación o cerca a cunetas. Asegúrate de que tu jardín sea accesible. No encontrarás en la jardinería un hobby relajante si tienes que ir de excursión a lo más profundo de tu patio trasero para llegar a tu jardín. Cerca a tu casa es siempre mejor, tu jardín será más propenso a que lo revises y te mantengas al día con los cuidados y el ciclo de cosecha.

3. Utilizar tierra de baja calidad

Utilizando tierra de mala calidad
(Photo: istockphoto)

Las bolsas de tierra negra por $1 pueden ser tentadoras, pero no escatimes en tierra de calidad cuando comienzas un jardín de vegetales, sobretodo si te decides por uno con altura. Pasarás años construyendo y desarrollando la calidad de tu tierra si no comienzas con una de calidad desde el inicio. Invierte un poco más en mixes listos para usar, lleno de nutrientes, o puedes preparar tu propio mix de tierra.

4. Exceso de fertilizante

No excederse con el fertilizante
(Photo: istockphoto)

En lo que se refiere a fertilizantes, más no necesariamente significa mejor. Jardineros con poca experiencia tienden a creer que al regar las plantas con fertilizante concentrado, serán recompensados con tomates enormes o capeas gigantes de lechuga. No es verdad. Demasiado fertilizante puede dañar la tierra y crear una corriente de agua que contamine el medio circundante. Fórmulas altas en nitrógeno crean plantas con follaje exuberante pero producen pocos frutos listos para cosechar.

5. Regar tu jardín de vegetales a la hora inadecuada del día

No riegues a la hora equivocada del día
(Photo: istockphoto)

No riegues tu jardín al mediodía. Es un no rotundo porque no solo que desperdicias agua sino que dañas tus plantas. El agua se evapora incluso antes de que toque el suelo en un día soleado, y las gotas que llegan a tus plantas se convierten en lupas que intensifican los rayos del sol, quemando las hojas quemadas y deshidratadas. En su lugar, riégalas temprano en la mañana o al final de la tarde, una vez que el sol ha comenzado a ocultarse.

6. No poner atención al clima

No poner atención al clima
(Photo: istockphoto)

Muchos jardineros -incluso expertos- tienen un mal hábito de ignorar a la Madre Naturaleza. Revisa el pronóstico del clima a menudo y siempre estarás a la par de un clima potencialmente peligroso para tus cultivos. Se aproxima una lluvia considerable con fuertes vientos? Asegúrate de que tus plantas más altas estén protegidas. Lloverá los siguientes días? No es necesario regar las plantas por tu cuenta. Si te encuentras en un área con heladas puede ayudarte a preparar tus plantas con cobertores de lana o mantas pesadas.

7. Ignorar las necesidades de los polinizadores

Ignorar las necesidades de los polinizadores
(Photo: istockphoto)

Las plantas comestibles son geniales y pueden comprender la mayoría de tu jardín, pero no escatimes en plantas que atraen polinizadores. Siembra flores y hierbas que producen flor para atraerlos. Si quieres que tus plantas de tomate o de pimientos produzcan, necesitarás de los polinizadores. Además, muchas plantas con flor atraen insectos depredadores que se alimentan de algunas molestas pestes en un jardín.

8. Plantar especies invasivas

No plantes especies invasivas
(Photo: istockphoto)

Ten cuidado al plantar alguna especie que sea de ‘rápido crecimiento’ y ‘fácil de cuidar’. La menta, por ejemplo, es una planta de muy bajo mantenimiento, pero se esparce rápidamente y fácilmente puede ocupar todo el espacio de tu jardín. Si deseas plantar alguna especie invasiva, asegúrate de hacerlo en contenedores separados, fuera de tu jardín regular.

9. Olvidar de cosechar tu jardín de vegetales

No olvides cosechar
(Photo: istockphoto)

Aquí un secreto: Plantar es la parte fácil. Prepararse para la cosecha es uno de los aspectos más difíciles de la jardinería. Si esperas demasiado para cosechar ciertos vegetales, pueden decaer en cuanto a calidad, convirtiendo cualquier parte usualmente comestible en una amarga y nada agradable para el paladar. Antes de que comience la temporada, aprende cómo cosechar todo en tu jardín y date modos para preservar y usar lo que cultivas.

10. Traer a casa plantas infestadas

Verifica y compra plantas sin plagas
(Photo: istockphoto)

No hay nada de malo en comprar brotes o plantas jóvenes en un vivero, pero siempre revísalas cuidadosamente antes de llevártelas. Evita comprar plantas que se vean enfermas y nunca lleves a casa una planta con signos de insectos. Una sola planta infestada es más que suficiente para introducir pestes difíciles de controlar en tu jardín. Estas pestes también incrementan las posibilidades de esparcir enfermedades más graves, pudiendo acabar con buena parte de tus plantas.

En general, estos consejos son fáciles de recordar y aplicar con la práctica. Lo ideal es evitar malas experiencias que puedan alejarte de la jardinería, sobretodo si apenas comienzas. A continuación, hacemos un recuento de los errores a evitar:

  1. Desperdiciar semillas
  2. Elegir el lugar erróneo
  3. Utilizar tierra de baja calidad
  4. Exceso de fertilizante
  5. Regar a la hora inadecuada del día
  6. No poner atención al clima
  7. Ignorar las necesidades de los polinizadores
  8. Plantar especies invasivas
  9. Olvidarte de cosechar
  10. Traer a casa plantas infestadas

Solsken Blog. Weekly.

Una razón para tenerte cerca y compartir contigo cada semana. Suscríbete y recibe nuestros artículos en tu correo.

Artículos similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.